El piano, el texto y la imagen de Siempre/Todavía

Acabo de ver y oir una obra singular. El artista gráfico Alberto Corazón pasó unos días de 2002 en Damasco y en Alepo, y de su deambular arquológico y cultural surgieron unos cuadernos de apuntes pictóricos y literarios que son los que le han servido al músico Alfredo Aracil para componer este Siempre/Todavía que hoy lunes 16 de enero se ha representado en el Museo Reina Sofía.

Una obra que enlaza el piano (del magnífico Juan Carlos Garvayo) con las imágenes y secuencias textuales de Corazón, y que el videoartista Simón Escudero funde con elegancia y gusto.

Como afirman los autores respecto a su experiencia humana y cultural con Siria y sus ruinas: “No nos sentimos herederos, sino contemporáneos”

Deja un comentario