4, 5, 6… Dvorak

Dvorak es un compositor que mayormente desprende alegría. Supo integrar en su música los ritmos folclóricos y populares, sobre todo tras sus dos viajes a Estados Unidos, donde quedó impresionado con las músicas étnicas y con el jazz. Ayer me acompañó mi hija, que disfrutó con las melodías checas-indias que el Cuarteto de Jerusalén supo expresar con serenidad, y con una mezcla difícil de fuerza y delicadeza. Es la tercera vez consecutiva que este magnífico cuarteto visita Madrid y como siempre, nos sorprende, ya previsiblemente, con sus lecturas cargadas de musicalidad y hondura. Comenzó el concierto con el famosísimo cuarteto americano, al que le siguió el quinteto americano, y finalmente el sexteto, por lo que sucesivamente se fueron integrando una viola y un violonchelo. Y hubiéramos deseado que siguieran sumándose nuevos instrumentos al núcleo de Jerusalén, pero ya era tarde y el cuarteto estaría ya cansado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: