Sobre mi libertad

Fragmento extraído de “¡Esto es la anarquía!”, de Rui Valdivia, publicado por Decordel.

Ambas cosas, la desigualdad y los mecanismos de perpetuación de la explotación y de las desviaciones mediante la violencia, creo que son los dos elementos que pueden desencadenar el deseo de convertirnos en otras personas, de fabricarnos de otra forma, de autoconstruirnos con más libertad para aspirar a más libertad. Es el hecho de la injusticia soportada sobre uno mismo y la constatada en los seres que me rodean la que posee la enorme capacidad de empujarnos a la rebeldía, pero no de una forma meramente reactiva, sino de una manera más profunda, convincente y efectiva, y que consiste en fabricarnos para la nueva sociedad, en someternos a un proceso de aprendizaje y experiencia individual y comunitaria que transforme nuestros cerebros a través de un nuevo marco perceptivo.
Realmente el miedo a la libertad consiste en el miedo a mirarse y comprobar que no somos más que un reflejo del mundo en el que hemos crecido. Cegarnos ante esta evidencia y contentarnos con la situación, supone el engaño más extendido a lo largo de la historia humana, la base sobre la que se han erigido todos los despotismos y desigualdades, porque la conversión en natural de cada una de estas realidades individuales y contingentes, la cristalización en una especie de esencia humana de todas estas construcciones sociales que somos cada uno de nosotros, transforma la injusticia en algo también natural, ineludible, intrínseco al ser humano y a cualquier contexto social.
Por ello resulta imprescindible estudiar cómo hemos sido construidos socialmente, analizar cómo esa cosa contingente y original que somos cada uno de nosotros se ha ido fabricando en y por la sociedad en la que hemos convivido. Con objeto de detectar los elementos de dominio, las construcciones mentales que nos fabrican como seres dominados. Constatar que la historia de la humanidad no ha sido otra cosa que la sucesión de diferentes construcciones humanas, y que por tanto, que somos libres de ser otras personas y de fabricar otro mundo acorde con ello, que nuestra libertad no está de hecho limitada por las instituciones y los sistemas, sino por nuestra capacidad para transformarnos a partir de las situaciones de hecho que definen lo que actualmente somos.

Un comentario sobre “Sobre mi libertad

Agrega el tuyo

  1. Juan , Eres un humanista .

    Me ha recordado las lecturas cuando estaba en primero de psicología en la UCM y en particular al libro de Erich Fromm “miedo a la libertad “ del cual tengo un ejemplar y que leía en el metro camino a la universidad . Un beso

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: