DESAHUCIOS

LA SEVERIDAD DE LA JUSTICIA

PROTEGE A LAS PERSONAS HONESTAS

¿Imaginan este rótulo esculpido en el dintel de la entrada a los tribunales de justicia de este país?

Lo encuentré en esa rara avis que es el El Golem de Gustav Meyrink. Cuando Athanasius Pernath entra, a través del frontón de la prisión donde se hayan impresas estas palabras, el lector aprecia su ironía, ya que el único honesto en ese bochornoso proceso judicial será la propia víctima a la que encarcelan.

El derecho a la vivienda sólo en casos de extrema necesidad.

¡Farsantes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: