El carboncillo

La pasada semana mi amiga María Angulo me enseñó lo que es un carboncillo: simplemente un trozo de madera ligera (brezo, olivo, sauce, vid, etc.) carbonizada que se emplea para dibujar y realizar bocetos. Tomar un carboncillo entre los dedos y simplemente trazar una línea (“un punto que anda”, según P. Klee) y mancharse los dedos te retrotrae a los momentos inaugurales del arte humano allá en el paleolítico, cuando las maderas de la hoguera servían también para dibujar los bisontes y a las personas sobre la piedra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: