Los ángeles sobran

Los ángeles no cantan, porque si lo hicieran sonarían como ayer lo hizo el grupo The Sixteen, que son muy personas y no vuelan. Interpretaron polifonía romana del final del Renacimiento, un período en el la Iglesia católica intentó contrarrestar el avance protestante, y que en música se tradujo en un progresivo abandono del contrapunto imitativo y un retorno a estructuras musicales en las que el texto pudiera entenderse con más precisión, donde la melodía o la música intentaran plegarse o fundirse mejor con el sentido de las palabras. Me sorprendió la obra de un compositor que desconocía, Felice Anerio, del que tanto su Maginficat como el Stabat Mater me conmovieron.

También cantaron, cómo no, el Miserere de Allegri, del que incluyo un vídeo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: