RuiValdivia

Horas non numero nisi serenas

Grupo de Cooperativas de las Indias

Realmente, ¿qué es lo que vi ayer en el teatro de las Naves del Matadero? Ciertamente una pura ilusión. Algo a lo que la actual sociedad del espectáculo nos tiene muy desacostumbrados. Por esta razón me costó ilusionarme. Porque la magnífica tecnología de la irrealidad, o de la realidad virtual, no puede ilusionarnos, reniega del juego y de ese ambiguo regusto que consiste en querer creer en lo inverosímil, ya que su objetivo consiste, realmente, en encandilarnos con la técnica de convertir en irreal la mera realidad que nos arrojan sus pantallas.

Lo comprendí hace un rato, cuando advertí que fue precisamente el corazón mecánico de la muñeca la que movió todo ese espectáculo de ilusión que la compañía nómada de los Hermanos Forman nos regaló ayer en un teatro que se convirtió en un centro de ilusión cinematográfica. Fue el dueño de la muñeca el que nos regaló la ilusión del cine, quien nos ofreció la oportunidad de “ver” cómo se fabricó el cine originalmente en el corazón de los espectadores.

Por fortuna, he estado viendo algunos vídeos de ese otro checo ilusionista que fue el cineasta Karel Zeman, y ya lo he comprendido y con afortunado retraso he vuelto a visionar en mi cabeza todo Deadtown como si hubiera recuperado cierta inocencia. Porque cuando se ve al antiguo director K. Zeman montando sus artilugios y lo compara con las mismas escenas de, por ejemplo, George Luckas organizando los efectos especiales de La Guerra de las Galaxias, se advierte la magnífica desilusión que progresivamente se ha adueñado de buena parte de las películas actuales. Porque para disfrutar con Deadtown resulta imprescindible recordar que antaño la salas de cine eran como las chisteras de los magos, esos lugares oscuros donde la ilusión estaba garantizada.

«La ciudad de la muerte» recibió 0 desde que se publicó el domingo 28 de enero de 2018 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Ruiz.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a nuestra red de socios y amigos y sus iniciativas.