RuiValdivia

Horas non numero nisi serenas

Elektra, ¿justicia o venganza, o el despecho? Y también la locura. Las dos óperas que abren la modernidad lo hacen con dos mujeres antagónicas pero igualmente enajenadas: Melisande, de Debussy (1902) y Elektra, de Strauss (1905). Anoche presencié una versión de concierto de esta última. Un drama familiar en el que la pareja Strauss-Hoffmannsthal transformaron la obra de Sófocles en una ópera expresionista de oscuros brochazos y perfiles hirientes. En una versión de concierto resulta imposible ofrecer los rasgos salvajes y casi endemoniados del personaje, pero la orquesta supo destilar bilis, sangre y oscuros arcanos míticos, en lo que fue una gran experiencia estética y horrible. Pienso que en esta ópera, Elektra, la “buena” del drama, precisaría de serios cuidados psiquiátricos, y que el “bueno”, su hermano, Orestes, no deja de ser un burdo matarife. En cambio, percibo en los otros dos personajes femeninos protagonistas, la “pérfida” Clitemnestra y su “débil”  hija Crisótemis, los únicos que podrían eludir los juzgados de guardia, a pesar de que la primera hubiera asesinado a su marido, Agamenón, cuando regresó de batallar por el Helesponto. Con palabras de hoy, sería una burda epopeya familiar de malos tratos y violencia familiar, en la que considero que la madre-esposa Clitemnestra destaca como la verdadera heroína: su marido la dejó abandonada diez años para guerrear y putear en la guerra de Troya, asesinó-sacrificó a su hija Ifigenia por aplacar la ira de los dioses y ya de vuelta a su reino, se trajo de regalo a la esclava-concubina Casandra, hija del asesinado rey de Troya. ¿No creen que Clitemnestra buscó en Egisto, su amante, a un hombre amoroso que no la maltratara, y que con el  asesinato de su marido no hacía otra cosa más que defender al resto de sus hijas y a si misma de la maldad del padre? No lo sé, el misterio continúa.

En la imagen, Margarita Xirgú interpretando a la salvaje Elektra.

«Elektra, sin complejos» recibió 0 desde que se publicó el sábado 21 de enero de 2017 dentro de la serie «~» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Juan Ruiz.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.